COMPROMETIDOS CON EL MEDIO AMBIENTE Y LA SALUD

Ciudades y barrios más saludables con edificios menos contaminantes

Se estima que el sector de los edificios residenciales es responsable del 7% del total de las emisiones al medio ambiente, según se recoge en el Inventario Nacional de Emisiones de gases de efecto invernadero.

La calidad del aire que respiramos es un factor muy importante para nuestra salud y calidad de vida, niños y ancianos son especialmente sensibles a estos factores. Mejorarlo pasa por actuar en múltiples frentes, y uno muy significativo son los edificios.

Cuando introducimos aislamiento en fachadas y cubiertas estamos reduciendo las necesidades de calor y frío que tenemos que producir para mantener nuestras viviendas a una temperatura adecuada. No se trata de no poner la calefacción y el aire acondicionado para ahorrar, se trata de disponer de unas condiciones que hagan que necesitemos poco o “casi nada” para tener una situación de confort.

Al mismo tiempo, muchas de las humedades con moho que vemos en algunas paredes, se producen por condensaciones y son consecuencia de falta de aislamiento.

Cuando rehabilitamos introduciendo el componente de la eficiencia energética al edificio, no solo lo estamos mejorando, también contribuimos al bienestar de todos nuestros vecinos, exactamente igual que lo hacemos cuando decidimos cambiar un coche antiguo por otro menos contaminante.

Volver